¿Cómo proteger una idea?

¿Cómo proteger una idea?

Puedes proteger una idea a través de una serie de mecanismos que van desde el secreto, contratos, hasta registros de Propiedad Intelectual.

En el presente artículo te ayudaremos a definir los pasos a seguir.

Primer paso, guardar secreto

Lo primero que tienes que tener en cuenta, es que en Chile y en las legislación en general, es que las ideas NO cuentan con protección legal.

Como las ideas no cuentan con protección legal, aunque suene un poco obvio, una de las formas más efectivas de proteger una idea puede ser simplemente guardar secreto de ella.

¿Por qué las ideas no tienen protección legal?

Las ideas no tienes protección legal para evitar que personas puedan bloquear la explotación de actividades económicas y creaciones intelectuales a través de la protección de una cuestión con un alto nivel de abstracción como una simple idea.

Imaginemos que en el año 2010, con 22 años, sin medios económicos, conocimientos en programación, contactos, o herramientas, mientras me ducho tengo la idea, «debería existir una forma de pedir taxis desde el teléfono».

Si hubiera podido registrar mi idea en ese momento, podría haber evitado que cualquier otro la usara por el solo hecho de tener una ocurrencia.

Tal vez tecnologías como Uber o Cabify, no hubieran podido ver la luz por un simple capricho.

¿Qué hago si no puedo guardar secreto?

Normalmente para que una idea tenga efectos en el mundo debe ser expresada.

Si tienes una idea que servirá de base de un emprendimiento es muy probable que necesites compartirla con otras personas para hacerlas realidad.

Puede resultar un dolor de cabeza por ejemplo, tener que revelar tu innovadora idea a un inversionista, porque probablemente el cuente con los medios que te faltan para poder ejecutarla.

Como ya sabemos que las ideas no tienen protección legal nada le impediría al inversionista ejecutar tu idea por su cuenta.

Como la ley no nos protege, podríamos recurrir a otra fuente de las obligaciones como pueden ser un contrato.

Paso 2, obliga a otros a guardar secreto

Es muy útil cuando divulgas tus ideas a terceros, obligarlos mediante contratos a mantener reserva de tu idea, además de obligarlos a que no la ejecuten por su cuenta.

Los contratos que más se utilizan en este sentido son los acuerdos de no divulgación o NDA por sus siglas en inglés (non disclosure agreement)

¿Qué es un NDA o Acuerdo de no Divulgación?

Un NDA es un contrato que tiene por objeto que personas clave a las que se les revela información estratégica como puede ser una idea, tengan la obligación de no divulgarla a otras personas, pudiendo establecer incluso cuantiosas penas para disuadirlo.

Además es muy recomendable que el NDA obligue a las personas a las que se revela la idea, a no explotarlas por su cuenta.

También puede ser muy útil que esta obligación dure al menos mientras la idea sea secreta.

Incluso en Chile, por aplicación de la ley de propiedad industrial (19.039) se le podría dar a la idea que se revela, el carácter de información confidencial sujeta a secreto industrial.

Si una persona igualmente revelara la información o la explotara por su cuenta, se podrían iniciar acciones civiles en su contra para que repare los daños causados.

Paso 3, expresa tu idea

En la medida que vayas elaborando tu idea, es muy útil que la expreses en algún medio que si podría tener protección.

Podrías por ejemplo:

  1. Escribir un libro relacionado con tu idea, y este libro tendría protección por la ley de derecho de autor. (Para aprender más al respecto te recomendamos revisar El Derecho de Autor en las PYMES)
  2. Si tu idea consistía en un invento, realizar un prototipo de este, que incluso en la medida que cumpla con los requisitos legales podrías proteger mediante patentes de invención.
  3. Nombrar el producto, o proyecto con un signo distintivo, que podrías registrar como marca (¿Cómo registro una marca en Chile?)
  4. Desarrollar un Software que sea capaz de ejecutar tu idea, que también podrías protegerlo mediante derecho de autor (¿Cómo registro un software en Chile?)

En la medida que tu idea deje de ser una abstracción y la aterrices a formas de expresión concretas contarás con mucho mayores posibilidades de protegerlas.

Si tu idea puede derivar en una creación intelectual relevante que incluso puede llegar a tener repercusiones económicas importantes, te recomendamos antes de revelarla, publicarla, o incluso comercializarla, consultar con algún profesional con conocimientos en propiedad intelectual e industrial que te pueda colaborar con una estrategia de protección de la misma, existen algunos usos que pueden hacer incluso que tu idea caiga en el dominio público,  y cualquiera podría usarla sin pagarte por ello.

Incluso existen organismos públicos como el INAPI con experiencia en estas materias, que podrían entregarte orientación en este sentido.

Esperamos que este artículo haya resultado de utilidad, y si necesitas de nuestra ayuda para proteger tu idea, no dudes en contactarnos que estamos para ayudarte,

Hans von Marttens, Abogado
[email protected]
+5697135 9682