Errores comunes en los estatutos

Errores comunes en los estatutos de una empresa

Errores comunes en los estatutos de una empresa

En empresa en un día es normal que cometas una serie de errores en los estatutos, en cuestiones como la administración, facultades del administrador, y objeto de la empresa.

Esto se debe a que la empresa en un día tiene las mismas exigencias que establece la ley para las empresas constituidas por escritura pública.

Una omisión de un requisito por falta de conocimientos desencadena rechazos y objeciones de los bancos y proveedores.

En este artículo vamos a abordar alguno de los ejemplos de errores comunes en los estatutos de una empresa.

Si quieres aprender como formalizar tu empresa en Chile, haz click aquí

Falta de poderes al administrador

Es muy común cuando se constituyen empresas en un día, que se deje en blanco el cuadro de facultades.

Cuando esto ocurre el sistema por defecto termina asignando al administrador facultades mínimas.

Los bancos revisan los estatutos, detectan estos problemas y rechazan la apertura del producto.

Para corregir estos problemas, tendrás que modificar los estatutos y asignar todas las facultades que correspondan.

Si quieres conseguir fácilmente una cuenta para tu empresa haz click aquí

Errores por falta de designación de administrador

Es muy común que se escojan mal la configuración de cómo se va a designar al administrador, y que queden expresiones como «se nombrará en la primera junta de accionistas», junta que nunca ocurre y te encuentras con el problema cuando necesitas firmar un documento.

Puede ser muy recomendable, dejar fijado el admnistrador definitivo, y agregar expresiones como «sin que sea necesaria ratificación alguna posterior».

Errores en el nombre o razón social

Cabe señalar, que los nombres o razones sociales de las empresas, son cuestiones que están reguladas por ley, de forma que tienes que seguir las reglas que se establece en cada caso.

Afortunadamente empresa en un día, entrega ejemplos bastante claros al respecto, la recomendación es leerlos atentamente antes de escoger el nombre o razón social.

Por ejemplo, en las sociedades de responsabilidad limitada, te exigen que la razón social, sea una alusión al objeto de la empresa, o el apellido de alguno de los socios, por ejemplo si quiero formar una empresa que entregue servicios jurídicos de sociedad de responsabilidad limitada, podría llamarse:

Von Marttens Limitada

Servicios Jurídicos Ármate Limitada

Sevicios Jurídicos von Marttens Limitada

Errores en el objeto

Es muy normal que cometas errores en el objeto (a qué se va a dedicar la empresa)

Se cometen errores en tres sentidos:

  1. Se establecen objetos que son tan amplios que llegan a ser indeterminados, cuando vas al SII te podrían negar la iniciación de actividades o timbraje de documentos por este motivo.
  2. Seleccionas códigos de actividad muy acotados según lo que te permite escoger empresa en un día, entonces cuando quieres desarrollar un nuevo código de actividad, si no está contemplado en los estatutos SII no te permitirá desarrollarlo.
  3. Seleccionas actividades afectas y exentas de IVA en una misma empresa, generando una dificultad adicional en la contabilidad de la empresa, que es un fenómeno llamado «iva proporcional».
    Esto del IVA proporcional en la práctica genera que no puedas aprovechar todo el IVA que compras porque no todas tus actividades son afectas, y que la contabilidad sea más engorrosa.

Si cometes cualquiera de estos errores, nuevamente vas a tener que modificar generando un nuevo objeto.

Este debería comprender suficientes actividades según lo que necesitas desarrollar en el presente y en el mediano plazo.

Errores en SpA. con el directorio

Es muy frecuente que en una SpA. de pequeñas proporciones se nombre un directorio, pidiéndoles a amigos o conocidos que sean miembros del directorio y después sea muy difícil tomar decisiones.

Lo cierto, es que el directorio se puede evitar, estableciendo normas distintas de administración en la empresa, por ejemplo se podría designar a un gerente general, y así le evitas burocracia innecesaria a tu empresa.

Errores en el capital

Es una tentación frecuente, poner el menor capital posible, para efectos de no tener que desembolsar grandes sumas de dinero cuando hay que realizar aportes.

Poner capitales como $1.000 puede parecer una excelente idea, pero podría quedar expuesta tu empresa a ser declarada nula por falta de capital, al haber fijado una cantidad que carece de seriedad.

Un capital razonable para comenzar un negocio pequeño, podría ser por ejemplo de $1.000.000

Errores en la resolución de conflictos de la empresa

En general, en los distintos tipos de empresa, la resolución de conflictos entre socios queda entregado a la justicia arbitral.

Es decir, es un juez árbitro (y no los tribunales de Chile) quién deberá solucionar el conflicto.

En este sentido dos errores son muy comunes:

  1. Dejar como árbitro a alguno de los socios, cuestión que no sería válida porque el árbitro tiene que ser un tercero imparcial.
  2. No decir nada al respecto, y en este caso nos enfrentamos al ridículo caso que tenemos que iniciar un juicio en los tribunales civiles, para que estos designen quién será el juez árbitro, es decir un juicio para comenzar  un juicio.

Lo más recomendable en estos casos, es dejar a algún tercero imparcial nombrado de antemano, para que si existe algún conflicto entre los socios, este pueda ser resuelto lo antes posible.

Una buena opción puede ser el Centro de Arbitraje y Mediación de la Cámara de Comercio de Santiago, que tiene tarifas publicadas, y dentro de las opciones de justicia arbitral es una de las más económicas y rápidas.

En este sitio podrás encontrar ejemplos de cláusulas para designar a CAM Santiago como árbitro:

http://www.camsantiago.cl/clausulas_arbitraje_nacional.html

Como puedes ver, existe errores comunes en los estatutos de una empresa, a la hora de formalizar, siempre puede resultar recomendable formalizar con la asesoría de expertos.

Si necesitas de ayuda al respecto recuerda que estamos para ayudarte, te dejamos un botón para que puedas solicitarlo si es el caso.

Quedamos a tu disposición!

Saludos!

Hans von Marttens, Abogado
hans@armate.cl
+569 71359682